El Olivar 2017-08-07T10:14:49+00:00

El Olivar


El Olivar de Montoro
El Olivar de ‘Bujalance’
El Olivar de ‘El Carpio’

Nuestros olivos se cultivan en plena campiña cordobesa, junto al río Guadalquivir y el Parque Natural Cardeña-Montoro de Sierra Morena, manteniendo la tradición familiar olivarera conocida ya en el siglo XIX.

En nuestro olivar predomina la variedad picual, si bien por las características climáticas de nuestras fincas, disponemos de las variedades arbequina y nevadillo negro que nos permiten ofrecer distintos aceites de oliva vírgenes extra según su genética y origen, esto es; monovarietales en la campiña, ecológico o con DOP Montoro Adamuz de los procedentes de la sierra.

Nuestras fincas están localizadas a lo largo de los términos municipales de Montoro, Bujalance y El Carpio. Disfrutamos del típico clima mediterráneo continental, con inviernos templados y veranos secos y calurosos, que corregimos con la técnica de regadío por goteo, optimizando la floración del olivo en primavera, y manteniendo su perfecta hidratación en verano.

La densidad de nuestro olivar y su cultivo varían conforme a su antigüedad o la composición del terreno, con plantaciones que van desde 150 hasta 275 olivos por hectárea. Cuidamos cada una de las etapas de nuestro olivar, controlando que la poda se haga correctamente para favorecer que la luz y el aire se distribuyan de forma homogénea por todo el olivo, así como preparándolo para el momento óptimo de la recolección.

Decidir el inicio de la recolección es decisivo. Esta debe comenzarse en el momento óptimo de maduración y seleccionando exclusivamente la aceituna sobre el olivo. Del mismo modo, el cuidado del olivo es de vital importancia, por lo que la recolección se realiza exclusivamente por medios mecánicos que evitan dañarlo.

El periodo de recolección varía en función de la maduración del fruto de las distintas fincas, si bien normalmente la recogida se prolonga desde finales de octubre hasta finales de noviembre.