Elaiotecnia 2017-08-08T10:16:53+00:00

Elaiotecnia


 

ELAIOTECNIA: Técnica que estudia la elaboración, extracción y conservación de los aceites.

(del griego elaion – aceite)

RECOLECCIÓN

En el proceso de elaboración de aceite de oliva virgen extra de máxima calidad, el tiempo transcurrido desde su recolección hasta su traslado a la almazara y molturación es fundamental, y debe ser el mínimo posible. En TORREVEQUIA hemos conseguido reducir sensiblemente estos tiempos, alcanzando el objetivo básico de que el fruto de nuestro olivar se traslade a la almazara y se molture en un plazo nunca superior a 6h. Las primeras partidas de aceituna empiezan a llegar a la almazara apenas 2 horas después de empezar la jornada, donde nuestro “maestro de almazara”, hace una primera inspección visual sobre el estado del fruto, verificando que la aceituna esté sana y con buen aspecto exterior. Posteriormente se procesa en la planta de limpieza, que separa la aceituna de posibles impurezas tales como hojas y ramas, mediante un “ciclón” que las sopla, para pasar a su posterior almacenamiento en tolvas de acero inoxidable y su inmediato procesado.

MOLTURACION

EL aceite de oliva virgen extra TORREVEQUIA se obtiene mediante procedimientos mecánicos simples que permiten conservar intactas todas las cualidades físico-químicas y organolépticas de la aceituna.

La molturación y el batido se realizan en frío, con temperaturas inferiores a los 21º C, y un tiempo de batido reducido, conservando todos los componentes volátiles causantes de los aromas y sabores frutados, que de esta forma permanecen intactos en el zumo de aceituna que obtenemos.

Tras el batido viene la centrifugación horizontal, que consiste en la separación de la parte líquida; alpeorujo y aceite de la parte sólida; masa (hueso, pulpa,…). Esto se consigue gracias a las distintas densidades que tienen los componentes de la aceituna.

Como fase final para el procesado del aceite, éste se vuelve a limpiar en la centrifuga vertical, que al igual que en la horizontal, tratamos de separar el aceite del alpeorujo aprovechando las distintas densidades de su composición.

Finalmente, el maestro catador clasificará el aceite que discriminará a unos u otros depósitos en base a su análisis sensorial.

LA BODEGA

Una vez clasificado en sus correspondientes depósitos, el aceite se deja decantar de manera natural durante unos 15-20 días, tras los cuales filtraremos todo el aceite. La finalidad de esta tarea es la de evitar que las impurezas decantadas y las posibles humedades puedan afectar la evolución del aceite durante el resto del año.

Inmediatamente después de transcurrido este tiempo son trasegados y almacenados en depósitos inertizados con nitrógeno, bajo una temperatura controlada en la misma bodega. Todas las tareas realizadas tienen como objetivo prioritario que las cualidades tanto químicas como organolépticas permanezcan inalteradas durante todo el año.

La utilización de acero inoxidable en todo el proceso de extracción y almacenamiento, y el control exhaustivo de los agentes que afectan a su mantenimiento, esto es la luz, el calor y el oxígeno, nos permiten garantizar la calidad de nuestros aceites de oliva virgen extra TORREVEQUIA.

ENVASADORA

Para su mejor conservación, en TORREVEQUIA solo envasamos bajo pedido. Mientras tanto, el aceite espera en bodega de acero inoxidable en condiciones de temperatura controlada.

De esta forma conseguimos completar un proceso de producción óptimo, logrando que el aceite de oliva virgen extra TORREVEQUIA llegue desde la almazara al consumidor como recién extraído.